jueves, 28 de junio de 2018

PALABRAS TABÚ #1: “LENGUAJE DE SIGNOS”

(Escrito en 2017)

Señoras, señores, niños, adultos, gente de a pie, famosos, periodistas, políticos y todas las personas en general. Este, y todos los artículos del mismo tipo, van dirigidos a todos para cambiar nuestro comportamiento o nuestro vocabulario porque no nos expresamos como deberíamos.

En este primer artículo corregimos el tan utilizado, erróneamente, LENGUAJE de signos. El método que utiliza cierta parte de los sordos para comunicarse es la LENGUA de signos. Lengua y lenguaje son diferentes, no son sinónimos; por lo que primero vamos a definir cada término.

La LENGUA es el modo de expresión propio de una comunidad, y las personas que hablan una misma lengua forman la comunidad lingüística. Todas esas personas utilizan el mismo medio para comunicarse y/o expresarse. La lengua es “lo que se habla o se escribe”, lo aprendimos al nacer y lo comparte una comunidad entera.

Por otra parte, el LENGUAJE es un grupo de fonemas o sonidos que realizamos al hablar. El lenguaje (compuesto por signos y palabras) compone la lengua. El lenguaje concierne a las palabras utilizadas, cómo utilizarlas, cómo escribirlas y cómo decirlas. Es decir, en el lenguaje diferenciamos el lenguaje coloquial, formal, culto, técnico, etc.

Según esto, ya podemos entender correctamente que la lengua de signos se denomina como tal. La lengua de signos la comparten todas las personas sordas que la aprenden y la conocen. Al igual que los oyentes nos comunicamos todos en el mismo español (lengua), aunque según la situación lo hablemos diferente (lenguaje); las personas sordas signantes igual: todos hablan lengua de signos, aunque según la situación hablen diferente o unos utilicen unos signos y otros utilicen otros, pero significan lo mismo y todos los conocen (lenguaje).

El uso de “lenguaje de signos” debería desaparecer, pero desgraciadamente se sigue usando. “Lenguaje de signos” a personas oyentes que estudiamos interpretación de LSE (Lengua de Signos Española) o Mediación Comunicativa o personas en contacto con personas sordas chirría al oírlo, hace daño como dirían los profesores al ver una falta de ortografía. Si lo escuchamos, intentamos corregirlo y explicamos porqué está mal dicho, pero no podemos llegar a todas las personas de España (o del mundo) como pueden los medios de comunicación.

Lamentablemente, en televisión o prensa se sigue utilizando, por lo que la población no deja de utilizarlo también. En programas como “El Intermedio”, “El Hormiguero 3.0”, o “First Dates”; se ha escuchado más de una vez hablar de “lenguaje de signos” (e incluso de personas “sordomudas”, pero eso lo dejamos para otra ocasión). No sé a quién se deberá el fallo ni el porqué, si será porque no lo saben o porque, si lo saben, los corrigen; si serán los guionistas o los presentadores, quién sabe.
Lo que sí sé es que hay que corregirlo, y cuanto antes mejor.


Además, un inciso: la Lengua de Signos Española (LSE) está legalmente reconocida como tal (lengua) por el Estado gracias a la ley 27/2007 del 2007.

Cristina

No hay comentarios:

Publicar un comentario