domingo, 26 de noviembre de 2017

PROBLEMAS DEL PRIMER MUNDO EN EL SIGLO XXI: EL WiFi

Buenos días a todos.

Hace unos meses me uní a la moda Netflix. Desde comienzos de este mes, mis hermanos también tienen un perfil y aquí estamos: pagando doce euros al mes por un servicio streaming de series y películas. Bueno, no. Catorce euros al mes desde diciembre, que lo suben. Pero claro, algo tiene que salir mal, ¿no? Como todos habréis adivinado ya, lo que sale mal en este caso es el WiFi.

Llevamos en casa mi unos meses ya con mal WiFi, pero cuando quieres ver una serie y no carga, y el circulito de "cargando" es continuo, y cuando te lleva más de una hora el ver quince minutos; te das verdadera cuenta del problema. Y te pones nervioso. Enfadado. Furioso.

Vale, puede que no tanto; pero sí que es una lata el tener que esperar, y esperar, y esperar... No solo para ver alguna serie, como decía el problema que tenemos en mi casa con el WiFi no es de una día, ni de una semana, ni de un mes. Llevamos ya varios meses con este problema intermitente. Intermitente porque hay días que va mejor, días que va peor, o como ayer: va bien y de repente va mal.

Por la tarde me fui a mi habitación y me preparé para ver la serie original de Netflix "Stranger Things". Llevaba ya un año queriéndola ver (desde que se estrenó la primera temporada) y como no tenía portátil no podía. Me dispuse a pasar todo un fin de semana en mi cueva viendo la serie completa, solo saliendo a por víveres y a hacer mis necesidades básicas, es decir solo a por comida, bebida y para hacer pis. Puse mi estufa halogena, mi portátil con el cargador cerca, la persiana completamente bajada, agua al lado de la cama, algo de comida y una manta detrás mía por si a caso. Todo estaba preparado, tenía una inmersión completa y di al play. Y así vi cuatro episodios completos, solo saliendo entre episodios para mear y conseguir más comida y agua. Cuándo iba por la mitad del episodio cuarto (ATENCIÓN SPOILER: justo cuando Eleven se mira en el espejo después de que los chicos la hagan el cambio de imagen) mi madre llamó a lo Sheldon Cooper a mi puerta (os lo juro, tiene una obsesión con Big Ban Theory) para ver si yo me iba a comprar con ella y con mi hermana. Pensé que sería estupendo, así podría comprar más comida basura para seguir viendo compulsivamente la serie.

Después de venir de compras (¡TODA UNA HORA!), hice para cenar dos pizzas y cogí lo necesario para llevármelo a mi cueva y no volver a salir: trozos de las pizzas, una botella de agua (de 75cl), una botella de zumo de manzana (también de 75cl), unos gofres, y una bolsa de conos sabor bacon-queso. Terminé de ver el episodio cuarto mientras cenaba. "Siguiente episodio" ...

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
-aparece el thumbnail-
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
"Upps, parece que hay un problema". ¡NO ME DIGAS! NO ME HABÍA DADO CUENTA.
"Cargar página de nuevo"
Cargando
Cargando
-aparece la página-
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
-aparece el thumbnail-
... ... y se repite el ciclo (¡¡!!)

Llegó un momento que dije: -"Bueno, lo dejo cargando, voy a llevar el plato a la cocina. Verás como cuando vuelva ha empezado el episodio y me pierdo algo". Y efectivamente fue así. Cuando volví tuve que dar para atrás y empezar el episodio desde el principio. GRAN ERROR. El ciclo infernal de cargando comenzaba de nuevo. Y así una hora. De vez en cuando se cargaba algo y se podía ver, pero un máximo de cuatro minutos. Después volvía mi ya nombrado archienemigo: el circulo de cargando.  Llegó el punto de ebullición y decidí irme a dormir. No podía más, estaba harta de esperar y seguir así.

Sé que estaréis pensando que estoy exagerando, que soy una exagerada. Yo también lo pienso. Soy una persona dramática. Drama Queen. Culpable. Pero también sé que una parte de vosotros está de acuerdo conmigo y piensa igual que yo. Si esto os ocurriera a vosotros, sé que os sentiríais igual que yo. Mientras que escribo esto, tengo otra pestaña abierta con el episodio cinco de Stranger Things y el maldito circulito rojo que ya le voy a tener más miedo a él que al Demogorgon.

Mi querido WiFi de Jazztel, por si ya teníais curiosidad, me da más problemas, pero creo que este es el más gracioso/importante como para escribir sobre él. Además, el ver series para mí es lo importante; el socializar por WhatsApp o alguna red social me da igual.

Bueno, parece ser que hablar/escribir sobre ello hace que el WiFi va más rápido y se ha cargado el episodio. Os dejo que ya ayer me quede en una parte, pero no pienso dar marcha atrás para verlo todo de nuevo. ATENCIÓN SPOILER: me quedé justo cuando Jonathan está discutiendo con su padre sobre Joyce. Se ha cargado poco, pero vamos a ver qué tal.

Dentro de poco publicaré una entrada sobre como ha ido mi vida todos estos meses (año ya) en los que no he publicado nada.

Cristina.

PD: Por cierto la pizza de pollo y bacon de la marca blanca Eliges está buenísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario