viernes, 31 de julio de 2015

#LOVEWINS!!

Supongo que ya os habréis enterado pero yo quería hacer una entrada especial para esto y dejar escrito mi alegría y felicidad por ello.

El pasado viernes, día 26 de junio de 2015, (¡recordarlo!) se ha convertido en una fecha histórica en EE.UU., así como en todo el mundo: La Corte Suprema constataba que la Constitución de los Estados Unidos decreta el derecho al libre matrimonio de personas del mismo sexo. Cerca de la fecha del Día Internacional del Orgullo Gay, el país al otro lado del charco se "convertía" de nuevo -y se acercaba más a la definición exacta- en el "país de las oportunidades".

Gente de todas las ciudades estadounidenses salían a celebrar después de que la noticia se hiciera oficial. La alegría se notaba especialmente en las grandes ciudades como Nueva York, y de parte de todas las personas, ya fueran heterosexuales o homosexuales.

Este cambio supone un gran salto para la comunidad LGBT, ya que este derecho se perseguía en América prácticamente desde sus inicios como nación. El hecho de tener que viajar a otro estado para casarse porque en tu estado no este permitido me parecía un acto estúpido con el que, al volver, -al menos yo lo tendría- tendrías un sentimiento casi criminal.

Ya solo queda que, como se permite la adopción homoparental en la mayoría de los estados al igual que ANTES con el matrimonio, se legalice dicha adopción en todos los estados.

A parte de todos los homófobos que todavía quedan y, muy a mi pesar, nunca desaparecerán; me alegra vivir en España, uno de los países con "mayor" aceptación legal a la comunidad LGBT (a mi parecer): En España se aprobó el matrimonio homosexual y la adopción homoparental en el 2005, aunque con ciertas dificultades.

No creo que tenga importancia, pero yo soy una chica, de 16 años de edad, heterosexual, con las ideas claras y apoyando única y exclusivamente a los partidos que me parece que buscan el bien del pueblo. Dejo esto escrito por si hay algún retrogrado que ya me esta poniendo a parir o algún homosexual que piensa que solo encuentra apoyo en personas de su misma condición.

Todos somos iguales, da igual nuestra identidad sexual, raza, sexo, religión ... Al final solo es el amor lo que importa y permanece contra todo pronostico, si es verdadero.

Al final, #LOVEWINS.

Cristina

PD: Si he ofendido a alguien con esta entrada, lo siento pero es lo que pienso y es mi blog, no me voy a poner filtros. Si alguien quiere debatir, estoy disponible: comenta. Y si alguien esta de acuerdo conmigo, que comparta y comente, si quiere. xoxo

No hay comentarios:

Publicar un comentario